The Embrooks: A Orillas Del Mersey

12 junio 2009

embrooks2

Garaje épico, si podemos imaginar algo así sin sonrojarnos. Ingleses, casi mods, casi psicodélicos, con un cetro aporreando las bases rítmicas. Buscar el poder, es decir, llegar a las vísceras, es lo suyo.

Criticados a la baja como una copia actualizada de los Who, cuesta apreciar esa semejanza, y cuesta más creer que recurrir a referencias para desvirtuar una música que presume de basarse en clichés sea lo más adecuado para banalizarlos.

Ni en su música ni en sus letras reconoceremos esas señales. The Embrooks carecen, sin más, del sentido de la diversión basado en la pura mala leche inherente a los Who.

Sí son un referente más claro los Small Faces, por su instantaneidad y por la voz de Alessandro Cozzi Lepri, no hija putativa pero sí familiar lejana de la de Steve Marriott, que a coro con la del bajista Mole pretende recrear el sonido potente, puro, de una época que nunca acaba.

No tienen miedo a dejar rastros de sangre en los riffs, ni a caer en la tentación del posible himno. Nadie diría que quien toca la batería es una mala mujer. No suenan acomplejados, porque saben que no dependen de la música para vivir. Para eso tienen sus carreras universitarias, dos brazos, y una espina dorsal en llamas.

Cuatro discos, uno recopilatorio, el primero de ellos grabado en el sello Voxx, muchas versiones de oscuros hitos sesenteros, y todos los miembros con ascendentes en Escorpio.

De 1996 hasta hoy en las tarimas, aceras y metros. Héroes urbanos y probablemente una pandilla de pijos malcriados en sus casas a la hora de comer. No, no siempre pueden ser amables, ni rectos.

Y además, como tantos músicos y bandas, se exceden en el minutaje de sus canciones. Algo bueno debe tener que el vinilo ya se vea poco: con un 5% de nuestros músculos alineándose para pulsar el botón ‘next’ lo arreglamos.

Tocando con su convicción se consigue una fuerza y un sentimiento que no sólo llega a los apasionados. También a los que se levantan poco del sofá para mover el flequillo. Nada mejor para que, unidos, obviemos los 40º a la sombra.

Destrozadla otra vez, Alessandro…

Qué suerte tenemos.

The EmbrooksBack in My Mind (Yellow Glass Perspections, 2004)

The Embrooks – Emilia Burrows (Yellow Glass Perspections, 2004)

The Embrooks – Show Me a Little Smile (Yellow Glass Perspections, 2004)

wagnerian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: