Frank Zappa golpea dos veces

5 julio 2009

Poco antes de su muerte, Frank Zappa ofreció una entrevista a la cadena televisiva estadounidense NBC en la que afirmaba que no le importaba no pasar a la historia. Estaría de broma, a pesar de la circunstancias: le habían diagnosticado un cáncer de próstata cuando ya era demasiado tarde para intervenir, tenía 52 años de edad. Pasará a la historia como compositor autodidacta, uno de los mejores guitarristas de su generación, como patético cineasta underground y también por espabilado.

Comprobó, como tantos, acaso compungidos, que existía un mercado ilegal que comercializaba su música sin su consentimiento y, mire usted por dónde, sin repartir con el autor parte alguna de los beneficios. Los músicos damnificados por la industria del disco pirata, en su mayoría músicos de rock, claman también por la calidad del material que se presenta en este tipo de ediciones. Los fanáticos siempre quieren más, ávidos de la música de sus ídolos aparte de la contenida en todas la ediciones oficiales, y no hacen ascos a colecciones de tomas desechadas en las sesiones de grabación de los discos, que en muchos casos contienen canciones inéditas, o a grabaciones en directo, en su mayoría de sonido infame, registrado grabadora en mano.

La reacción de Zappa contra este mercado fuera de la ley fue bien distinta a la que han ofrecido divos de la canción tan dispares como Metallica o Alejandro Sanz. Lejos de intentar llevar a la cárcel a los responsables, lo que hizo fue adquirir copias de los discos piratas más vendidos y publicarlas bajo su propio sello. Además sin editar el sonido, por malo que fuese, de manera que los gastos de producción eran mínimos.

El producto que ofrecía Zappa no tenía competencia en relación a los piratas. Aunque existen en el mercado ilegal autenticas joyas, fruto sin duda de una desmedida devoción por el artista (Una labor de amor, llegaban a rezar las fundas de algunos), los discos que Zappa editaba contaban con mejor calidad de los materiales, tanto de la funda como del propio disco de vinilo, y disfrutaban de una mejor distribución, podían comprarse en cualquier tienda de discos y no sólo en las especializadas. Estas ediciones formaron una colección que Zappa tituló Beat the Boots (Golpea los piratas).

Recuerda que la información no es conocimiento. El conocimiento no es sabiduría. La sabiduría no es verdad. La verdad no es la belleza. La belleza no es el amor. El amor no es la música. La música… la música es lo mejor.
(Frank Zappa)

Vineshoot

2 comentarios to “Frank Zappa golpea dos veces”

  1. Wagnerian Says:

    Me entra la risa con la última declaración de Zappa. Que si ésto que si lo otro. Es decir, que las natillas son el amor y el amor es una barbacoa. Y cuando pones en marcha una barbacoa ya sabes quien se te va a plantar en el cesped imaginario (porque ni tienes cesped ni lugar donde masacrar la barbacoa). Mismo.
    Aunque no le puedo reprochar nada, yo le escucho en pirateville. Luchar es imposible. Be water, herederos de Zappa.

  2. ciutadela Says:

    Querido Wagnerian:

    Creía que ya oído los comentarios más imbéciles, hasta que te oí a tí. Enhorabuena
    a.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: