Maestro Woody Allen

6 agosto 2009

woody

No suelo tener la oportunidad de llamar a alguien maestro desde que los tuve en colegio e instituto, dándome lecciones de tantas cosas y tan deprisa que a duras penas pude retener una tercera parte de la información recibida: ni hablemos de hacer una raíz cuadrada, por ejemplo. Sin embargo, a veces, doy con la argumentación de alguien que me ofrece las palabras que, cual sabueso, buscaba por las paredes, supongo húmedas, del pensamiento. Determinas personas me proporcionan abundante material teórico para mis divagaciones, muchas de las cuales asoman tímidamente por mis escritos y conversaciones. Uno de los habituales es Woody Allen.

Recomiendo la lectura de un libro escrito por Jean-Michel Frodon y publicado por Ediciones Paidós, de nombre Conversaciones con Woody Allen. En realidad es una recopilación de las numerosas entrevistas que Frodon realizó a Allen, la mayoría de las veces con motivo de las visitas del cineasta por suelo francés para presentar una película. De las materias tratadas en estas entrevistas una ha llamado en especial mi atención de cinéfilo en ciernes. Algo que barruntaba desde hace tiempo y Allen, un cineasta que ha conseguido realizar su carrera al margen de los grandes estudios cinematográficos norteamericanos, y por tanto no debe nada a estos, me ha ayudado a configurar mentalmente.

Se trata de la desmitificación de la producción cinematográfica del Hollywood clásico. Ésta última, al menos la comprendida entre los mediados los años treinta hasta los sesenta, se suele considerar el no va más de la historia del cine. Pero hay que tener en cuenta que Hollywood, la llamada “Fábrica de Sueños”, durante aquellas décadas producía centenares de películas al año y, como afirma Allen: “En su mayor parte sólo eran dignas del cubo de la basura, cosas horribles, aunque sólo conservemos el recuerdo de las obras maestras que despiertan nuestra admiración”. No más de una decena, como pueden comprobar si tienen un rato y bibliografía sobre la materia, en todo caso un porcentaje ínfimo de la producción anual.

Prosigue, y sentencia, Allen: “Hollywood ha sido siempre una fábrica, por lo menos desde los años veinte. Siempre han existido grandes compañías y siempre ha sido muy difícil trabajar con ellas. El sistema ha asfixiado a un gran número de creadores, pero es tal la cantidad de individuos con talento que de cuando en cuando surge una buena película pese a todas las presiones”.

Vineshoot

Una respuesta to “Maestro Woody Allen”

  1. NAJAHAHA Says:

    HOOK THE MUSIC RANK THE MONEY (:, THERING THE USE


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: