Leonard Cohen: A Singer Must Die

28 abril 2010

El tribunal está en silencio, pero ¿quién va a confesar?
¿Es cierto que nos ha traicionado? La respuesta es ‘sí’.
Así que léanme la lista de crímenes que he cometido,
pediré la clemencia que estarán encantados de negarme.
Y las damas se ponen a llorar, y el juez no tiene elección,
un cantante debe morir por mentir con su voz.

Y os doy las gracias, las gracias por cumplir con vuestro deber,
defensores de la verdad, guardianes de la belleza.
Vuestra opinión es la correcta, la mía está equivocada,
lamento haber ensuciado el aire con mi canción.

Oh, la noche es espesa, mi defensa está escondida
en las ropas de una mujer a la que me gustaría perdonar,
en los rizos de su seda, en la articulación de sus muslos
adonde debo ir a mendigar ocultando mi belleza.
Oh buenas noches, buenas noches, mi noche tras noche,
mi noche tras noche, tras noche, tras noche, tras noche, tras noche…

Tengo miedo pero os escucho,
vuestros defensores, cubiertos tras sus gafas de sol, os han hecho así,
con sus formas de detener, con sus formas de hacer caer en desgracia,
con su rodilla en las pelotas, y con su puño en la cara.
Sí, y larga vida al estado para quien quiera que esté hecho,
caballero, no vi nada, yo sólo llegaba tarde a casa.

Leonard Cohen – A Singer Must Die (Old Skin For The New Ceremony, 1974)

wagnerian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: