Roni Horn: Identidad

25 mayo 2010

Roni Horn (Nueva York, 1955) dice: no hace falta demasiado para hacer evolucionar una identidad. La simplicidad de los temas que utiliza en sus fotografías deja mucho espacio para esa especulación al espectador. Es su participación la que completa la obra y le permite tener significado.

Aunque la técnica fotográfica de Horn es tradicional (se inspira a menudo en el lenguaje del retrato a gran escala), su tratamiento de los objetos dentro del encuadre cuestiona esas tradiciones. Su obra Bird (1998-2008), veinte fotografías exhibidas en conjuntos de dípticos, es un ejemplo perfecto de la exploración de Horn en la identidad de los objetos fotográficos. Cada conjunto muestra un retrato muy detallado de un ave salvaje islandesa. Las aves están fotografiadas desde atrás, encuadradas como si fueran el busto de una estatua famosa, con cada imagen mostrando individualmente la cabeza y cuello de cada pájaro, lo que las convierte prácticamente en una mancha realizada con vistosas plumas. A primera vista las fotografías parecen una instalación de objetos irreconocibles, abstracciones jugando con la forma y el espacio, primeros planos y fondo, positivo y negativo. Sin rasgos, cuerpo, o símbolo alguno que podamos identificar rápidamente, sólo las plumas nos permiten saber que lo representado es un ave. En cuanto reconocemos al animal, sin embargo, detalles que nos habían pasado inadvertidos se convierten en obvios. Empezamos a cerciorarnos de lo específicas (como una huella digital o el tono de nuestra piel) que son las plumas del lomo de un ave.

Con dos imágenes casi duplicadas, una al lado de la otra, Horn exagera la individualidad de cada pájaro y la singularidad de cada fotografía, aunque muchas de las aves, y las mismas imágenes, sean semejantes. En dos tomas traseras idénticas, sin embargo, vemos dos gestos diferentes. Las curvas del cuello o las inclinaciones de la cabeza actúan como marcas de individualidad. Aunque Horn ha creado un documento casi empírico de un ave salvaje, fotografiada de modo estándar sobre un fondo blanco, Bird se transforma, con nuestra ayuda y atención, en un conjunto de retratos distinguibles, y por tanto, únicos.

wagnerian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: