Archive for junio, 2010

Silvio Rodríguez: Causas y azares

30 junio 2010

Cuando Pedro salió a su ventana
no sabía, mi amor, no sabía
que la luz de esa clara mañana
era luz de su último día.
Y las causas lo fueron cercando
cotidianas, invisibles.
Y el azar se le iba enredando
poderoso, invencible.

Cuando Juan regresaba a su lecho
no sabía, oh alma querida
que en la noche lluviosa y sin techo
lo esperaba el amor de su vida.
Y las causas lo fueron cercando
cotidianas, invisibles.
Y el azar se le iba enredando
poderoso, invencible.

Cuando acabe este verso que canto
yo no sé, yo no sé, madre mía
si me espera la paz o el espanto;
si el ahora o si el todavía.
Pues las causas me andan cercando
cotidianas, invisibles.
Y el azar se me viene enredando
poderoso, invencible.

Silvio Rodríguez – Causas y azares (Silvio Rodríguez en Chile, 1990)

Vineshoot

Brian Jones: Desde la Estancia de los Inmortales

27 junio 2010

En aquel tiempo, del que sólo quedó detenido el instante que capta la fotografía de arriba, Brian Jones ya tenía casi completo al muerto del que dirían que había hecho de la locura una opción sensata. Han pasado muchos años desde entonces, pero la escena no ha perdido encanto. Sigue siendo aplicable a la adolescencia de cualquiera. Cada vez que soñamos con Brian, se exagera la distancia que nos separa de la nada.

Todos deberíamos acostumbrarnos a predicar en el desierto a menudo sin que se nos cayeran los anillos. Llevar una doble contabilidad sin pretextos. La triste y gris en nuestras palabras y la vital en nuestros actos, por ejemplo.

Hace mucho que murió Brian Jones, pero no se olvida del presente. El año pasado la policía de Hartfield, East Sussex, decidió volver a investigar por qué apareció muerto en el fondo de una piscina el 2 de julio de 1969. La vida y la muerte dedican a lo suyo lo mejor que tienen y cada uno de sus desvelos.

Cualquiera que se enfrente a la vida de una forma tan desastrosa e inspirada como Brian Jones merece al menos un segundo de silencio, aunque no sea el más necesario. Un segundo cualquiera. En éste caso, el de un fotógrafo concentrado.

The Rolling Stones – Out of Time (Aftermath, 1966)

wagnerian

Esclarecidos: El Tren Azul

23 junio 2010

No sé decir por qué vuelven algunas noches y la música de algunas noches a la memoria. Dicen que en un momento terminó otro, y antes de que terminara no nos habíamos dado cuenta de que no era necesario empezar ya a buscar un refugio, pero la costumbre de ordenar el futuro (ese que no existe) nos obliga también a desdeñar el momento feliz que suele ser el presente. El futuro, para quien más, para quien menos, pinta pequeños apocalipsis en la imaginación, antes de que alguien venga y con un buenos días consiga que el momento presente nos devuelva de forma atropellada al no estaba ocurriendo aquí de lo imaginario.

Seguramente, cuando decimos que abandonamos, sabemos que abandonamos sólo a medias y por eso nos atrevemos a decirlo. Los árboles que plantamos acaban echando raíces, con el transcurso de los años, también en los sitios por donde sabemos que ya no van a pasar nuestros trenes. Y no van a pasar sólo para que todo siga igual.

Casi todo es cuestión de tiempo, lo malo para bien, lo bueno para mal. Eso lo sabe cualquiera. A veces es un placer descubrir que uno es tonto. Para qué tratar de disimular y para qué tanta demora. No hay necesidad de estar siempre midiéndose las heridas. No podemos evitar, al cruzar el fuego y el agua, que nuestro cuerpo encaje. Y eso se merece una mano de pintura fácil y azul al año, al menos.

Esclarecidos – El Tren Azul (Rojo, 1991)

wagnerian

Caminito

22 junio 2010

Caminito del Rey

Caminito que el tiempo ha borrado
que juntos un día nos viste pasar
He venido por última vez
He venido a contarte mi mal

Caminito que entonces estabas
bordeado de trébol y juncos en flor
Una sombra ya pronto serás
Una sombra lo mismo que yo

Desde que se fue
triste vivo yo
Caminito amigo
yo también me voy

Desde que se fue
nunca más volvió
Seguiré sus pasos
Caminito, adiós

Carlos Gardel – Caminito (1927)

Vineshoot

Sopa de letras y una cruz gamada

19 junio 2010

Esto es sólo un pasatiempo, el del diseñador Rhett Dashwood, quien pasó meses buscando imágenes de satélite en Google Maps hasta hallar las de formaciones geográficas y construcciones humanas que recordasen la forma de una letra; una vez encontradas y fotografiadas, con ellas ha compuesto el abecedario. Es inútil buscar la “ñ” porque el autor es australiano, todas las fotografías son del estado de Victoria, Australia; no menos inútil puede resultar el pasatiempo del señor Dashwood si no entretiene. Por definición, también sería un pasatiempo carente de sentido si consiguiera detener el tiempo, algo que acaso sugiera la imagen, también localizable en Google Maps, de una base naval estadounidense situada en la localidad californiana de Coronado. Como puede apreciarse más abajo, la planta del edificio forma una inquietante esvástica, camuflada entre el resto del complejo militar y construida a finales de la década de los sesenta en plena base anfibia de la Armada de los EE.UU.

El edificio se hizo famoso a finales del verano de 2007 cuando fue descubierto por aquello que se da en llamar “comunidad internauta” y que no es más que el conjunto de personas que utilizan internet —no parece existir una verdadera comunidad internauta como tampoco existe una comunidad de usuarios de telefonía móvil sino un número de personas que utilizan el teléfono móvil con distintos intereses—. El revuelo que provocó que los ciudadanos conocieran su existencia ocasionó un desembolso de unos 600.000 dólares por parte de la Administración norteamericana, destinado a camuflar, con placas solares y vegetación, el actual aspecto de la construcción. El arquitecto de la misma, John Mock, llamado a declarar, afirmó que el ejército sabía que el edificio tenía forma de cruz gamada, que la Armada “sabía que iba a parecer”, una esvástica, pero “no lo es, son cuatro edificios en forma de ele”. Sobre los orígenes del proyecto arquitectónico nada se supo, la información aseguraron comprometería la seguridad de la nación. De manera que el personal se puso a hacer conjeturas sin freno en distintos blogs, que si fue construido por prisioneros de guerra alemanes de la Segunda Guerra Mundial en homenaje a Adolf Hitler, que si todo lo contrario puesto que los edificios vecinos parecen aviones que apuntan a la esvástica… Apunten un interés común de la mayoría de los englobados en la “comunidad internauta”: pasar el rato. A Google pongo por testigo.

Vineshoot