Averías

12 junio 2010

Estaba galvanizando faradios, tranquilamente, cuando llegó una niña corriendo y se me quedó mirando. Me pareció percibir cierta emoción en la expresión de sus ojos. Sonreía. Luego llegó otra, igual pero más cansada. Fueron llegando así unas treinta niñas, todas iguales, la siguiente más cansada que la anterior. Quizá no debí galvanizar faradios tan tranquilamente siendo soltero y del Opus. Mientras tenía éste pensamiento, todas las niñas empezaron a reírse de la bruja Avería, y perdí el conocimiento. Cuando desperté de mi desmayo, había perdido el televisor y la confianza del capital ya no habitaba en mí.

Gloria Lasso – Noche no te vayas (Colección de oro, 2003)

wagnerian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: