Archive for noviembre, 2010

Robert Crumb: Capítulo de confesiones

30 noviembre 2010

Joe Foss Hungry Sandlappers – Wee Dog Waltz (1928)

Vineshoot

Anuncios

Leyes de la Hemorragia (1910 – 1988)

28 noviembre 2010

Kid Chocolate, de su sudor emergía un arco iris grasiento, un halo que se repetía sobre cada uno de sus músculos. Sus golpes sustituían a figuras políticas importantes. De acuerdo con las preferencias de los espectadores se preparó una secuencia óptima de tortura y ejecución. Suficiente para derrocar al primer ministro francés con el escándalo. Una maniobra de notable castidad, enfocada pensando en su futura traslación al cine.

Kid Chocolate a menudo soñaba despierto con su derrota ante Tony Canzoneri. Con su concepción inmaculada. Con todos esos fotogramas del contorno de su labio inferior llagado por los golpes. Mientras caía a la lona por primera vez pensaba en una desconocida apretando sus muslos contra el esmaltado blanco de una bañera. Fueron dos segundos y pocas décimas. Y toda una vida.

Kid Chocolate. Fragmentos de su rostro que nos parecían de algún modo familiares. La misma geometría que Mickey Mouse. Doce golpes contra el inventor de una nueva vacuna. El pecho y la cara de Vic Burrone aparecerían en las fotografías de las revistas de moda a la semana siguiente, destrozados.

El boxeo soy yo, decía. Una vez sedado y en casa, los asesores estudiaban el progreso de las nuevas estadísticas.

Mastretta – Kid Chocolate (Melodías de Rayos X, 1998)

LolloploploppoM

Marilyn Moroe: Donde habitan los sueños

21 noviembre 2010

En los años sesenta el director del FBI era J. Edgar Hoover quien, entre otras tareas, se ocupó de intentar demostrar que un misterioso individuo que disfrutaba de las atenciones de Marilyn Monroe era el presidente John Fitzgerald Kennedy. La escena estaba recogida en un vídeo casero, registrado en los años cincuenta en 16 milímetros y en blanco y negro, que había llegado a sus manos. En él se mostraba a la actriz de rodillas estimulando con la boca el pene de un hombre del que no se veía el rostro. El coleccionista Keya Morgan supo de la existencia de la película en los años sesenta, mientras buscaba material para un documental. Morgan explicó que un ex agente del FBI le puso en contacto con un informante anónimo que en su día había hecho saber a la agencia que existían 15 minutos de película de alto contenido sexual protagonizados por una solícita Marilyn Moroe. Según Morgan, la película se rodó años antes de que la actriz alcanzara fama internacional y conociera al presidente, aún así, el FBI había confiscado la película (y todavía la guarda bajo llave). Pero el informante había realizado una copia, adquirida por un empresario neoyorquino en 2008. Pagó 1.000.000 € por ella, la guarda en ese cajón.

Marilyn Monroe – I Wanna Be Loved by You (Some Like It Hot, 1956)

Vineshoot

Lucio (2007)

10 noviembre 2010

Documental de los directores Aitor Arregi (co-director de los largometrajes de animación Glup y Cristóbal Molón) y José María Goenaga (director de cortos como Tercero B o Sintonía) con Lucio Urtubia como protagonista, una persona que ha vivido de acuerdo al ideal anarquista. Numerosos anarquistas han cometido atracos o cualquier otra actividad ilícita para conseguir financiación, pero pocos han discutido estrategias con Ernesto Che Guevara o colaborado con el líder de los Panteras Negras, Eldridge Cleaver. Según cuentan en el documental, Lucio delinquía para joder al sistema mientras trabajaba como albañil, todos los días.

¿Un spoiler en un documental? Allá va:

Resulta memorable la reunión que mantiene con un gran banco estadounidense que le cita para llegar a un acuerdo. Lucio les había metido en aprietos falsificando sus cheques de viaje, varios millones de dólares de nada. Finalmente le atrapó la policía francesa, pero el banco no quería mala publicidad; aunque los cheques falsos seguían apareciendo por todas partes del mundo y la entidad se estaba haciendo cargo del valor de todos ellos para no perder la confianza de su clientela. A la reunión Lucio se presenta como si tal cosa, saludando y tendiendo la mano a los presentes, que incrédulos le recuerdan que se le acusa de ser un ladrón, y ellos entienden que en sus manos. Lucio les responde ofendido que los ladrones son ellos, y parece demostrarlo: el banco accede a no llevarlo a juicio, además paga una bonita suma por la entrega de la placa con la que Lucio falsificaba los cheques.

Lucio hoy día vive en París.

Vineshoot