Crosby, Stills, Nash and Young se cortan el pelo

5 febrero 2011

Empachados de paso del tiempo se presentan esta noche a mis oídos los muy anacrónicos Crosby, Stills & Nash (con Neil Young desde su segundo disco). Y quizá sea el del paréntesis quien todavía sostenga la llama de la modernidad, por ejemplo trabajando a dúo el año pasado con el gurú de la producción musical con raíces, Daniel Lanois, en el disco Le Noise. El resto, a saber: David Crosby (The Byrds), Stephen Stills (Buffalo Springfield, Manassas) y Graham Nash (The Hollies), formaron a finales de los sesenta el perfecto supergrupo; superhippies en acción por la contracultura naif que representó el bienintencionado pero ingenuo movimiento.

Se pusieron de largo en el festival de Woodstock, donde claro, entre calada y calada, gustaron mucho. Su primer disco, homónimo, data de 1969 y en él dieron cabida a tonadas que todavía hoy pueden escucharse en las radiofórmulas como Suite: Judy Blue Eyes o Marrakesh Express; más peligro que las dos anteriores llevaría Teach Your Children (well), gancho publicitario de su segundo disco, Déjà Vu; responsables todas de un cierto olor a alcanfor que se desprende al escuchar hoy sus discos; por pachulí que le pusieran en temas como Almost Cut My Hair (Casi me corto el pelo). Y es que, como ponen de manifiesto las fotografías promocionales de las varias reuniones de la banda, después de su poco definitiva separación en 1971 con el doble en directo 4 Way Street, sólo cuando Neil Young aparece la cosa promete.

Pero convengamos en que otras están muy bien.

Crosby, Stills & Nash – Helplessly Hoping (Crosby, Stills & Nash, 1969)

Vineshoot

2 comentarios to “Crosby, Stills, Nash and Young se cortan el pelo”

  1. wagnerian Says:

    Estaba consultando a través de la web los comentarios de diferentes seguidores del grupo, y entre los tópicos que se esgrimen es común el de que se vuelve a escuchar los discos del grupo por nostalgia. Es curioso, porque el grupo no ha desaparecido, va y viene como mucho. Es curioso pero no una mentira sin más.

    ¿Un supergrupo que tira de nostalgia debería pensar en ponerse fecha de caducidad? quizá no, ya que es decisión propia y suya seguir vivos, aunque en realidad lo que estén buscando los demás en ellos, y ellos mismos (que para algo son amigos) es una simbólica vuelta a la seguridad de un hogar de los muchos que se van teniendo, como si el presente no estuviera ofreciendo eso mismo para un nuevo futuro de nostalgia.

    Confieso que yo también vuelvo a ellos por esa razón, y por eso me ha llamado la atención el repetitivo comentario.

    También es cierto que la nostalgia de ésta gente no es la misma que nos puedan producir unos Rolling Stones en vía muerta. Probablemente porque del otro lado, el de no tanto dinero y sí más ganas, siempre nos quedará Neil Young, como bien dices, y eso es una garantía de que al menos a la cabaña de CSN(& Y) podemos entrar de nuevo oliendo a pintura fresca, aunque las goteras sigan ahí.

  2. René cardoso Says:

    ¿anacrónicos?. Algo que no corresponde a la época, es el significado más aceptado. Esto no significa necesariamente pérdida de vitalidad. Toda buena obra de arte que inspire, conmueva, así ésta tenga más de quinientos años -como por ejemplo las grandes pinturas de Leonardo- es contemporánea, sigue siendo actual. Para mi opinión Crosby, Stills & Nash, transmiten en su música una atmósfera mágica, única, irrepetible. Sus actuaciones seguirán cautivando a muchos seres humanos, y solamente esta particularidad ya les libera de ese mal sentido de lo anacrónico.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: