La casa feliz de Bobby Robinson

15 febrero 2011

Nada o casi nada. The Gay Poppers aparecen en los listados de discos publicados en distintas bases de datos y podemos escucharlos, luego sabemos que existieron. Al menos grabaron dos discos redondos, pero de los pequeños: I’ve Got It/I Want to Know en 1960 y You Got Me Uptight/Please, Mr. Cupid un año después, ambos para el sello Fire Records. Y basta. Toda la información disponible en internet sobre ellos se limita a dos referencias, las 1026 y 1039, en el catálogo de una casa discográfica de las muchas fundadas por Bobby Robinson (1917 – 2011).

Según la leyenda, este señor nació en Carolina del Sur y pagó su contribución sirviendo en el ejército estadounidense durante la segunda guerra mundial;  no sabemos pues en qué condiciones, ni lo uno ni lo otro, sí en qué circunstancias. Tras la experiencia, abrió una tienda de discos en Nueva York, primero con el nombre, acaso algo serio, de ‘Bobby’s Record Shop’ (‘La tienda de discos de Bobby’) y después con el divertido ‘Bobby’s Happy House’ (‘La casa feliz de Bobby’), todo ello en 1946. Este último dato no es baladí puesto que confiere a Robinson la particularidad de haber sido el primer propietario afroamericano de la calle 125 de Harlem; cuyo local estaba situado a mitad de camino entre el legendario teatro Apollo y el restaurante favorito de muchos de los músicos que en él actuaban. El negocio se mantuvo abierto hasta el 21 de junio de 2008, cuando tuvo que cerrar por encontrarse ocupando el local de un edificio cuyo propietario había pensado que, tirando este último abajo y construyendo uno nuevo, podría despistar la atención de su señora.

Lo cierto es que Mr. Robinson fue todo un emprendedor, fundador en solitario o con su hermano Danny de distintos sellos en cuestión de seis años: Whirlin’ Disc Records, Fury Records, Everlast Records, Fire Records, Enjoy Records… Esto hace que todo el asunto que empezamos con los Gay Poppers sea lo bastante extraordinario como para tomarnos a Bobby Robinson en serio (incluso antes del hip-hop). ¿Pero cómo? Diana Reid Haig, productora de la antología The Fire/Fury Records Story: “Sus distintos sellos discográficos tenían en común la rara habilidad de Robinson de sacar lo mejor de sus artistas. Mientras que la mayoría de productores de la época intentaban suavizar las aristas de los cantantes de rhythm & blues con la esperanza de que resultaran atractivos en el mercado de música pop, Robinson se deleitaba capturando el lado salvaje de artistas como Elmore James y Buster Brown tal cual era”.

Buster Brown – Fannie Mae (New King of the Blues, 1960)

Vineshoot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: