Posts Tagged ‘Adolf Hitler’

Smash: Hombres de las praderas I

27 octubre 2010

Sevilla era un sitio chungo a finales de los sesenta para los hombres de las praderas. Entonces llevar el pelo largo en la capital andaluza era andar de manifestación continua, así que eran conscientes de las consecuencias cuando adoptaron ese nombre en su Manifiesto de lo borde. En aquel texto los hombres de las praderas eran Dylan, Hendrix o Jagger, cabría añadir a sus autores: Gonzalo García-Pelayo y los Smash. En contraposición, los hombres de las cuevas, los funcionarios, y los de las cuevas suntuosas, presidentes de consejos de administración y grandes mercaderes. Completaban su “cosmogonía de la estética de lo borde” los hombres de las montañas: Charles Manson o Hitler (a Franco era mejor no mentarlo si uno quería conservar la cara bonita). En aquella Sevilla de olor a incienso y sonido de pandereta un hombre de las praderas se enorgullecía de vivir al margen, de tumbarse sobre el techo de la catedral de madrugada a ver las estrellas. “Los hombres de las praderas son los únicos que están en el rollo y que han salido del huevo. Sus carnets de identidad son sus caritas”. Se reconocieron enseguida.

Julio Matito (bajo, guitarra y voz), aunque sevillano, había pasado unos años en un seminario malagueño. De allí salió tocando la guitarra, después se dejó crecer el pelo y la barba. A Gualberto García (guitarra, bajo y sitar) y Antonio Rodríguez (batería y voz) les conoció de vuelta a Sevilla, en un local que ellos denominaron underground, regentado por el citado Gonzalo. Hay anécdotas como las que cuenta Javier, el hermano de Gonzalo y futuro representante de la banda, quien durante un viaje en autobús escuchó a una madre decirle a su hija que no se le ocurriera entrar en aquel antro de perdición del que había oído comentar que las muchachas salían embarazadas. Nada más lejos de la realidad, claro está, tan sólo algunos porros (que vendían liados) fumados a escondidas en los aledaños del local, las chicas no se dejaban. Dentro copas y, eso sí, la música de moda que había entrado en Andalucía a través de los militares norteamericanos destinados en las bases de Morón de la Frontera y Rota: el R&B y el Rock and roll que hacía furor allende los mares, a los que los sevillanos añadieron otras salsas. Lo demuestran en su primer sencillo, editado en noviembre de 1969.

Smash – Scouting (Todas sus grabaciones, 2001)

Vineshoot

Sopa de letras y una cruz gamada

19 junio 2010

Esto es sólo un pasatiempo, el del diseñador Rhett Dashwood, quien pasó meses buscando imágenes de satélite en Google Maps hasta hallar las de formaciones geográficas y construcciones humanas que recordasen la forma de una letra; una vez encontradas y fotografiadas, con ellas ha compuesto el abecedario. Es inútil buscar la “ñ” porque el autor es australiano, todas las fotografías son del estado de Victoria, Australia; no menos inútil puede resultar el pasatiempo del señor Dashwood si no entretiene. Por definición, también sería un pasatiempo carente de sentido si consiguiera detener el tiempo, algo que acaso sugiera la imagen, también localizable en Google Maps, de una base naval estadounidense situada en la localidad californiana de Coronado. Como puede apreciarse más abajo, la planta del edificio forma una inquietante esvástica, camuflada entre el resto del complejo militar y construida a finales de la década de los sesenta en plena base anfibia de la Armada de los EE.UU.

El edificio se hizo famoso a finales del verano de 2007 cuando fue descubierto por aquello que se da en llamar “comunidad internauta” y que no es más que el conjunto de personas que utilizan internet —no parece existir una verdadera comunidad internauta como tampoco existe una comunidad de usuarios de telefonía móvil sino un número de personas que utilizan el teléfono móvil con distintos intereses—. El revuelo que provocó que los ciudadanos conocieran su existencia ocasionó un desembolso de unos 600.000 dólares por parte de la Administración norteamericana, destinado a camuflar, con placas solares y vegetación, el actual aspecto de la construcción. El arquitecto de la misma, John Mock, llamado a declarar, afirmó que el ejército sabía que el edificio tenía forma de cruz gamada, que la Armada “sabía que iba a parecer”, una esvástica, pero “no lo es, son cuatro edificios en forma de ele”. Sobre los orígenes del proyecto arquitectónico nada se supo, la información aseguraron comprometería la seguridad de la nación. De manera que el personal se puso a hacer conjeturas sin freno en distintos blogs, que si fue construido por prisioneros de guerra alemanes de la Segunda Guerra Mundial en homenaje a Adolf Hitler, que si todo lo contrario puesto que los edificios vecinos parecen aviones que apuntan a la esvástica… Apunten un interés común de la mayoría de los englobados en la “comunidad internauta”: pasar el rato. A Google pongo por testigo.

Vineshoot