Posts Tagged ‘Little Richard’

Arthur Lee: Everybody’s Gotta Live

14 junio 2010

Si convenimos en crear una categoría que incluya las canciones que nos gustan mucho, pero que mucho, hagan hueco para Everybody’s Gotta Live de Arthur Lee, que me la pido. El porqué lo desconozco, pero la verdad es que no pienso en ello cada vez que la pongo en el reproductor (con perdón). Por cierto, como en tantos casos, existe más de una toma de esta canción y la que se guardó la discográfica en el bolsillo es la buena. En la primera toma que se grabó, Arthur Lee canta en tal estado de euforia que, cabe imaginar, algún cabeza pensante decidió descartar ese take 1 (que se dice), para no perder el público familiar, y solicitó al grupo que la tocaran de nuevo, que las cintas continuaban girando. Otra toma distinta, descafeinada en todo: en la interpretación, en la letra y en la mezcla, es la que se publicó en la edición original de 1972 del disco Vindicator, trabajo en solitario de Arthur Lee (1945-2006, Memphis, Tennessee), hippie que se había dado a conocer tocando la guitarra, cantando y componiendo para el grupo Love, los del Forever Changes (disco que al parecer resulta imprescindible para los que se encargan de confeccionar listas con “los mejores discos de la historia del rock” y cosas así).

Es habitual que las sesiones de grabación de un disco contengan descartes que (con el advenimiento de lo digital y la consecuente posibilidad de incluir más música en cada disco) han ido apareciendo aquí y allá como extra en distintas ediciones; obligando al aficionado a comprar el mismo disco dos o más veces para escuchar el resultado completo de una determinada sesión. En cualquier manual de bolsillo con el que se enseñe economía puede leerse que la necesidades del ser humano son casi ilimitadas, y el melómano, como tantos, es persona propensa a creérselo.

Como lo que Arthur Lee canta en la canción son simples verdades como puños: Todo el mundo tiene que vivir/Y todo el mundo tiene que morir/Todo el mundo tiene que vivir/Antes de saber por qué (es curioso, este verso lo cambiaron en la toma que se publicó originalmente respecto a la primera por “Creo que tú sabes por qué”), y las canta con contagiosa intensidad, de aquellas que le mueven a uno los pies del interior.

Como el vehículo utilizado por Lee es la música rock, género que ha demostrado ser efectivo con tres acordes, incluso con letras como “Tutti Frutti, all over rootie/Tutti Frutti, all over rootie/Awop-bop-a-loo-mop alop bam boom” (Tutti Frutti, Little Richard, 1955), es decir, como sólo la música popular sabe serlo: sin sutilezas. Esto que la industria discográfica pretendió escamotear, dando gato por liebre, versión ligera por desbarajuste emocional, acaso convenga airearlo con uno o más porqués (a determinar).


Arthur Lee – Everybody’s Gotta Live
(take 1) (Vindicator, 1972)


Vineshot

Eddie Bo: Nacido en Nueva Orleans

7 abril 2009

Tiene la muerte algo de cotidiano que no deja de indignar cuando atañe a alguien apreciable. Lo leímos el otro día en el diario como si tal cosa: ha muerto Eddie Bo, veterano pianista de la escena R&B de Nueva Orleans. Ciudad de rica tradición musical, cuna del jazz, nunca había faltado la música en las calles de esa ciudad, tanto en sus funerales como en su famoso carnaval y, sobretodo, en sus honky tonks y barrelhouses, antros de mal aspecto y peor reputación donde el instrumento estrella siempre fue el piano. Hasta que el ciclón tropical que bautizaron como Katrina la inundó de agua y fango en 2005, forzando a la mayor parte de su población al exilio. Eddie Bo fue uno de los primeros en regresar y comenzar la dura tarea de la reconstrucción, con sus propias manos. Había aprendido de joven albañilería, y estudiado piano y composición en la Grunewald School of Music de Nueva Orleans. Continuaba siendo un completo desconocido para el gran público, sin embargo, desde su debut discográfico en 1955, pasaba por haber editado más discos sencillos que ningún otro músico de Nueva Orleans salvo Fats Domino. Albañil de día, pianista de noche, aun tocaba en un garito de Nueva Orleans cuando falleció el pasado 18 de marzo de un ataque al corazón.

Nacido Edwin Joseph Bocage el 20 de septiembre de 1930, sus primeros pasos se encaminaron hacia la ferviente escena jazz de su ciudad, pero pronto cambiaría su repertorio por el más accesible y popular del R&B. Y si hay algo en el R&B de Nueva Orleans que contagia de ambiente festivo hasta el más sombrío de los textos, Eddie Bo dio buena cuenta de ello tanto en sus producciones para otros músicos como en sus propias composiciones y grabaciones. Sencillos tan contagiosos como Check Mr. Popeye de 1961, su mayor éxito de ventas, aunque atenuadas por las versiones de Chubby Checker y Huey ‘Piano’ Smith, o I’m Wise de 1962, éxito local que de nuevo otro artista, en este caso Little Richard, se encargaría de transformar en éxito nacional bajo el título Slippin’ and slidin’, son ejemplos de la exuberancia de un género musical que cayó en declive durante los sesenta en favor de los ritmos más crudos de la música funk. Eddie Bo adaptó su estilo a la nueva corriente sin mayor dificultad, consiguiendo cierto éxito en 1969 con Hook and Sling, Pts. 1 & 2. Entrados los setenta, Bo seguría grabando y actuando de forma esporádica, siempre con Nueva Orleans como base.

Como puede leerse en su página web, el pasado 1 de abril sus familiares, amigos y seguidores organizaron un acto conmemorativo en su honor. No se celebró funeral ninguno, por deseo expreso del propio Eddie Bo, en su lugar lo que se celebró fue su paso por este mundo con comida, bebida y buena música en un acto público a modo de despedida. A buen seguro se interpretó el When the Saints Go Marchin’ In.

Eddie Bo – When the Saints Go Marchin’ In (Our New Orleans: A Benefit Album for the Gulf Coast, 2005)

Vineshoot