Javier López de Guereña: Nada del quinto Beatle

9 febrero 2011

274552726_200Javier López de Guereña tiene un currículum que da gusto repasar: Nació en Bilbao, el 17 de agosto de 1957, y se licenció en Ciencias Biológicas por la Universidad de Navarra  en 1979; en su día fue crítico de jazz para El País, de lo que hoy no se enorgullece, “aquellos eran otros tiempos”, me dice y se acuerda de sus amigos -por ejemplo de Chema García Martínez-, “que lo hacen mucho mejor que yo”. Hoy vive en Madrid y ejerce como compositor, productor discográfico y guitarrista; esto último acompañando en exclusiva al cantautor Javier Krahe desde 1984. “Como guitarrista no me considero pertinente para nadie más. Incluso en los discos que grabo con Krahe, traigo a alguien que toque bien la guitarra. Como productor, prescindo de mí mismo siempre que puedo”.

Con Javier Krahe le une una relación de amistad más allá de la profesional, cosa rara en el negocio, habiendo producido todos sus discos desde Elígeme (1988). Él fue el responsable de la antología homenaje a Krahe …Y todo es vanidad (18 Chulos, 2004), en la que participaron cantantes de los estilos más diversos, desde Alejandro Sanz a Joaquín Sabina, también pintores y literatos (Forges, Máximo, Peridis, Manuel Vicent…). Le enorgullece haber trabajado en su grabación con Javier Ruibal (para quien además ha producido Lo que me dice tu boca, 2008), Enrique Morente, Pasión Vega o Rosendo.“Para Rosendo preparé unos arreglos del tema Y todo es vanidad que él se negaba a cantar. Yo quería que fuera él quien lo cantara porque ése era el tema principal del disco, a otros les dejé elegir pero a Rosendo le pedí que fuera ése; como Krahe está siempre con que si la vanidad esto y aquello, pues toma. Pero Rosendo no quería grabar los arreglos que yo le había escrito, quería hacer una versión con su banda; al final tuve que recurrir a un amigo común para conseguirlo. Cuando escuchó el resultado final no se lo creía, había descubierto que sabía cantar”.

Guereña trabaja ahora en la producción de un nuevo disco de Javier Ruibal, con la orquesta de Córdoba, “pero de la producción musical no se come, se hace por pura amistad. Realizar una buena producción requiere mucho tiempo y ya no se venden discos, ahora se descargan”. ¿Y de la composición? “Depende de las temporadas, se vive pero como titiriteros. Por ejemplo ahora tengo trabajo, pero el año pasado me estuve chupando el dedo, y no es una queja. Desde luego de prestigio no se come”. Entre sus muchos trabajos “para la imagen”, ha compuesto la música para películas de Fernando Colomo (Miss Caribe, 1987) -que confieso no haber visto (“ni lo hagas”)-, documentales dirigidos por Pedro Arjona, “con el que colaboro a menudo”, (Luchadores: 50 años de CC.OO., Corazones de hielo, 2007), Marco Besas (Barreiros, motor humano, 2007), o para la televisión (por ejemplo, desde septiembre de 1996 hasta septiembre 2004 compuso la música para los informativos de la primera cadena de TVE o en el 1994 la de los Goya); también varios conciertos y danzas… “Yo escucho mucha música occidental, a Varèse, a Ravel… Pero no soy un erudito; oigo muchas cosas y luego se me olvida quién lo ha hecho”. ¿Qué compositores de cine contemporáneos te interesan? “Contemporáneos me gustan Patrick Doyle, James Newton Howard o ese otro… el de Superman. John Williams. “Ése”.

Le pregunto si se considera una especie de George Martin, el productor de los Beatles, por aquello de producir los discos de Krahe y que luego le pidan la entrada en la puerta de los garitos en los que toca con él (“Yo he hecho cola en una entrada tratando de explicar al de turno que estaba involucrado en el evento y citado por el organizador, con toda la credibilidad que confiere la verdad, y me la pasé en la calle, paciente, hasta que apareció, tranquilo, el susodicho”); los dos habíamos leído la charla digital concedida al diario Público en la que Krahe, interrogado sobre el disco del que se sentía más orgulloso, contestaba con un lacónico: “El disco blanco de los Beatles”. Guereña tiene claro que nada de George Martin, “además mató a su mujer, así que mucho menos” (fue Phil Spector, el lapsus que tiene cualquiera). Otra cosa es que señale que los Beatles lograron cosas que cincuenta años después todavía se copian. “Es curioso, porque la respuesta de Krahe parece una broma, pero lo cierto es que el disco blanco de los Beatles fue importante para nosotros. A mí me pilló más pequeño, pero te puedo decir que empecé a tocar la guitarra por ese disco”. Por ejemplo, en el nuevo disco de Krahe, Toser y cantar (18 Chulos, 2010) sorprende el tratamiento que recibe La vil televisión, que tiene un formato pop inaudito en su repertorio. “Eso fue idea de Krahe, que tuviera esa forma; como una de Sabina”. Pues da el pego. “Si ya te digo que lo de los Beatles está muy bien, pero es que si a estas alturas no sabemos hacer pop…”. Apaga y vámonos.

Javier López de Guereña – El refugio del mal (tema principal) (El refugio del mal, 2002)

www.lopezdeguerena.com

Vineshoot

2 comentarios to “Javier López de Guereña: Nada del quinto Beatle”

  1. Anónimo Says:

    George Martin no mató a su mujer, fue Phil Spector,


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: